GUILLERMO LUIS COVERNTON

Propuestas de estudio del Dr. Guillermo Luis Covernton: Economía – Políticas Públicas – Libertad – Humanismo Cristiano

Archivar en la categoría “Filosofía.”

Oxfam, la desigualdad, la riqueza y la corrección política

En estos días nos hemos visto bombardeados (1) por la publicación de un panfleto izquierdizante de Oxfam: ente multinacional que promueve la miseria, el estatismo y la falta de libertad, así como el respaldo a los gobiernos dictatoriales que se financian con ayudas internacionales.

Como muy bien se ha ocupado de difundir el Acton Institute en sus documentales de la organización “Powerty Cure”,(2) estos mecanismos no solo no ayudan a los países menos desarrollados, sino que generan alteraciones de la demanda, los precios y la provisión de bienes y servicios de tal magnitud que imposibilitan la correcta evaluación de proyectos de inversión, y el desarrollo de nuevas empresas. Y por ende, se ven privados de poder recibir inversiones de países extranjeros, de remunerar la creatividad y la empresarialidad latente en cualquier individuo, y de generar una sociedad más justa.

Y con esto, condenan a los más desfavorecidos, en países menos desarrollados a ser víctimas del clientelismo político y de la corrupción descarada de los sátrapas que los gobiernan e espaldas de los sanos principios republicanos y de una democracia madura.

El organismo explota la sensibilidad de los poco informados y afirma extremos que se han demostrado claramente falsos, como bien destaca un interesante análisis de Diego Sanchez de la Cruz. (3)

Todo esto nos inhibiría de ahondar en el desenmascaramiento de estas falacias, financiadas por las organizaciones de izquierda, si no se nos ocurriera, además, destacar un tema sobre el que pareciera que nunca se insiste demasiado: Esto es la verdadera génesis de la riqueza. Es decir, de cómo pasamos de una caverna al hiperespacio, la productividad a base de trabajo virtual y la verdadera formación de la riqueza.

Un gran economista, de quien tuve el privilegio de recibir lecciones y quien me delegara una cátedra, Manuel Ayau Cordón, iniciaba siempre sus cursos recordando que el estado natural del hombre era la extrema pobreza. Nuestra civilización nació, vivió y evolucionó, a partir de estar desnudos en una caverna, sin nada que les garantizara la supervivencia más allá de unas horas. Ignorando el universo que nos rodeaba, por más del 90 % del tiempo en que habitamos esta tierra.

La única fuente de nuestra actual prosperidad, como muy bien lo titulara otro de mis maestros, el Dr. Israel Kirzner, es la “Creatividad, el Capitalismo y la Justicia Distributiva” que se derivan del proceso de mercado y a partir de los intercambios libres y voluntarios de los agentes económicos. (4) Quienes estén particularmente interesados, pueden profundizar en dicha obra que, como alguien expresara, es:

“Una de las obras maestras de Israel Kirzner, donde destaca la importancia del empresario en los procesos de mercado, donde muestra el proceso dinámico del mercado (derribando las críticas al mercado típicas del socialismo y de las políticas redistributivas que consideran erróneamente que la riqueza y recursos es algo dado y estático. Kirzner muestra que la creatividad y el descubrimiento son básicos en la generación y creación de recursos, cambiando así de manera radical la manera de entender los criterios de justicia redistributiva, mostrando cómo el capitalismo mejora eficazmente el bienestar material de las sociedades, sin que ello comporte el coste moral que le achacan sus críticos.”

Creemos que el principal error crucial del planteo de Oxfam es esta falacia tremenda del socialismo ponzoñoso y confrontante de asumir que la riqueza está dada y que solo hay que redistribuirla.

Si esto fuera así, estaríamos perdidos, toda vez que los 300 mil homo sapiens que agonizaban de hambre 100 mil años atrás, podían distribuirse entre ellos toda la riqueza del mundo. Y hoy, hay que hacerlo entre 7000 millones. Y pese a eso somos infinitamente más ricos. No solo que esos homo sapiens de hacen 100 mil años. Un hombre que vive en un barrio careciente, en viviendas precarias, en una capital de latinoamérica como puede ser Buenos Aires es hoy mucho más rico que el hombre más rico de Francia, hacen apenas 300 años atrás: Como nos muestra la historia, el rey de Francia en aquellos años, carecía de agua potable, vacunas, antibióticos, internet, televisión satelital, comunicaciones celulares, y la posibilidad de estudiar el universo que nos rodea, en la magnitud y la profundidad que hoy puede hacerlo cualquier niño en edad escolar, en uno de esos asentamientos urbanos. Nos falta muchísimo por recorrer. Pero hay estimaciones que hablan de que en el 2030 podríamos erradicar la pobreza del mundo. Como lo indican las Metas y Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (5). Muy autorizadas opiniones coinciden con estos objetivos. Vemos como personas que han demostrado claramentew como generar riquezas, estiman como muy viable el logro de estas metas (6). No en base a quimeras y utopías socialistas, estatistas y dictatoriales, sino permitiendo el ejercicio del libre albedrío, liberando la iniciativa privada individual, generando el marco jurídico y la necesaria protección a la innovación, el cumplimiento de los contratos y la defensa de la propiedad privada de las inversiones y sistemas de producción.

Pero el punto sobre el que me gustaría enfatizar es: ¿Quiénes son los demonizados por Oxfam? ¿Quiénes son los que merecen el castigo de estos estatistas delirantes?: Veamos:

“A la cabeza de la lista se encuentran Bill Gates, fundador de Microsoft, con una riqueza que asciende a 75,000 millones de dólares; el español Armando Ortega, fundador de Inditex, con 67,000 millones de dólares y Warren Buffet, director ejecutivo de Berkshire Hathaway, con 60,800 millones de dólares.

Los otros cuatro son: Jeff Bezos, fundador de Amazon, con una riqueza de 45,200 millones de dólares; el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, con 44,600 millones de dólares; Larry Ellison, cofundador de Oracle, con 43,600 millones de dólares; y por último Michael Bloomberg, fundador de Bloomberg LP, quien cuenta con una fortuna de 40,000 millones de dólares.” (7)

Como podemos ver, todos ellos son emprendedores en el estricto sentido de la palabra. Es inadmisible plantearse la mera posibilidad de atacar sus patrimonios, obtenidos en forma pacífica y a través de intercambios libres y voluntarios. Han sido los consumidores, con sus decisiones autónomas sobre sus compras y abstenciones de comprar los que han forjado sus fortunas.

Ha sido la visión y capacidad de lograr una mejor asignación de recursos lo que ha generado esa riqueza. Tanto Gates como Larry Ellison, diseñaron y perfeccionaron herramientas que incrementan de tal modo la productividad de sus usuarios, que estos han producido riqueza en exceso, que no solo ha elevado su nivel de vida sino que les ha permitido pagar los precios que estos empresarios proponian. Ortega y Bezos crearon negocios en ramas que ya existían, pero logrando fuertes mejoras en la logística, economía de escala y asignación de factores, que han posibilitado a los consumidores acceder a muchos más bienes y servicios, a precios más bajos.

Buffet y Bloomberg han accedido a su fortuna solo por haber logrado mejores asignaciones de recursos, inversiones, una adecuada evaluación de riesgos y el acceso de capitales y ahorros a empresas y productores. Zuckerberg dio a luz un modelo de negocios y una forma de comunicarnos que es prácticamente gratis para sus usuarios. Que nada pueden reclamarle ya que derivan una inmensa gama de posibilidades de comunicación y aprendizaje, sin comparación con el costo que les implica.

En definitiva, ninguno de ellos se ha apoderado de la plusvalía de nadie. Ni derivan su riqueza de la apropiación indebida de recursos dados o estáticos. La prosperidad y el crecimiento se basan precisamente en innovación, descubrimiento, creación, diseño de estrategias, bienes o servicios.

La economía no es ni nunca será un juego de suma cero, como lo conciben los socialistas totalitarios y estatistas, que proponen redistribuir en base a impuestos regresivos lo que los agentes económicos ya han distribuido previamente a través de la legitimidad de las ganancias y las pérdidas empresariales.

 

(1)  http://elpais.com/elpais/2017/01/13/planeta_futuro/1484311487_191821.html

http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2017/01/16/ocho-hombres-riqueza-medio-planeta-oxfam

(2) https://www.youtube.com/user/povertycure

http://www.povertycure.org/

(3)  http://www.libremercado.com/2017-01-17/diego-sanchez-de-la-cruz-el-igualitarismo-anticapitalista-de-intermon-oxfam-ataca-de-nuevo-81145/

(4) https://www.amazon.es/Creatividad-capitalismo-y-justicia-distributiva/dp/8472092909

(5) http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/poverty/

(6) https://megaricos.com/2016/07/01/bill-gates-podemos-erradicar-la-pobreza-para-2030/

(7) http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2017/01/16/ocho-hombres-riqueza-medio-planeta-oxfam

Anuncios

Inflación: La Batalla del Siglo XX

El Dr. Covernton expone una charla de introducción a la problemática de la inflación, inversiones, gasto público y política monetaria.

 

Europe We’re With You: Don’t Give Up Your Liberal Values

Publicado el 3/12/15 en: http://blog.panampost.com/guillermo-covernton/2015/12/03/europe-were-with-you-dont-give-up-your-liberal-values/?utm_content=buffer7ee45&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

 

Not an Inch to Islamist Terrorists

Across the world, people have responded to the coordinated terrorist attacks in Paris with condolences, sorrow, and pain. But the carnage has also sparked criticism of migration policies, gun control, civil rights, national security, and borders.

It must have been terrifying: teenagers running through streets, restaurants, and theaters with military-grade automatic weapons and bombs, murdering people in cold blood that they had never met.

It begs the question: why?

Just like scientists can only defeat diseases that they have studied, we can only face the threats that we know and understand.

Economists study human action: we try to understand why people behave the way that they do; how they make subjective valuations; and what incentives and goals they have.

The goal of the Paris terrorists was not to simply kill as many people as possible or somehow influence public opinion. Their real targets were the country’s institutions, France’s government, so they can force a democracy to act differently.

They are trying to put a nation on her knees and force her to comply with Islamistdemands. It’s extortion, pure and simple. Their message is clear: if you do not change your laws, the attacks will continue.

Who were the attackers? The Islamic State, an organization that has tried to occupy as much territory as it can in Asia, Africa, and even Europe. They seek to impose the shari’a, a set of Islamic laws that regulate the most intimate aspects of life, dictating how people must live, learn, value and treat women, trade, worship, and other more menial customs that are equally invasive.

In sum, they are a ruthless armed band who have no respect for a country’s laws and moral codes. Financed and trained abroad, they have one goal: to obstruct the democratic decision-making process and infringe upon individual rights, the hallmarks of our western values.

The strategy is to divide and undermine the legitimacy of the governments they target.

They try to generate public reactions toward policies that, up to the point of the attacks, had been widely accepted: the rule of law, a constitutional republic, and western Christian values. For example, the tolerance of foreigners, the acceptance of differences, debate and respect for dissent, freedom of religion, education, and expression, and the right to raise your children how you see fit: they have none of it.

Wherever they rule through force, they destroy other faiths, plunder the population, and sell the women into sexual slavery to placate the mercenaries.

Europe is concerned, surprised, and perplexed. They could not have anticipated these attacks.

We have a  moral duty to support the European public, help them, and make them realize what they are facing. When Latin America and Africa both suffered from the guerrilla threat in the 1960s and 1970s, educated and progressive Europeans did not understand us.

Totalitarian governments trained and equipped the murderous guerrilla with funds collected at gunpoint in countries with no democracy, republican values, or individual rights. While Marxism sought to extort and enslave our continents, Europe stood by, indifferent, if not complicit.

Let’s not commit the same mistake. Let’s help them understand and overcome this threat.

The Americas can show them the way. The best of our democratic republics and liberal constitutions, coupled with respect for different cultures and religions, can help shake off the fear.

The tools of Islamism are nationalism, xenophobia, intolerance, summary trials, and the closing of borders and trade — all values which are very prevalent in the Old World.

We must help Europe find its way and understand the liberties that their traditions, history, and culture have bestowed upon them.

What makes us democratic citizens is our blunt and full support for our constitutions’ underlying principles, the undeniable values of freedom, equality before the law, and respect for democratic institutions. These are values that have and will continue to rule these lands.

That is the only lesson the Americas can give to end terrorism.

América le da una mano a Europa en su momento más difícil

Publicado el 13/11/15 en: http://esblog.panampost.com/guillermo-covernton/2015/11/18/america-le-da-una-mano-a-europa-en-su-momento-mas-dificil/?utm_content=buffer6d3f2&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

 

 

Mostremosle el camino y ayudémoslos a entender lo que sus tradiciones, historia y costumbres les han negado a lo largo de la historia

La sucesión de hechos de sangre, sincronizados y coordinados, que sufrieron el pasado viernes, 13 de noviembre, los parisinos ha generado una ola masiva de manifestaciones públicas. Condolencias, lamentaciones, expresiones de piedad y de dolor. Pero también críticas a políticas migratorias, de control de armas, cuestionamientos a la vigencia de los derechos civiles y a políticas de seguridad y de integración internacional, entre muchas otras.

La situación se mostró dantesca: jóvenes de entre 15 y 18 años, corriendo entre el público con armas automáticas militares y bombas, en restaurantes, teatros, estadios deportivos y las calles, asesinando indiscriminadamente a personas que ni siquiera conocían y contra las que no tenían ningún motivo personal para segar sus vidas.

La pregunta obligada es ¿por qué?

Sólo podemos enfrentar las amenazas que conocemos y entendemos. Del mismo modo que el científico sólo puede vencer a la enfermedad que ha estudiado

La verdadera materia de estudio del economista es la acción humana. Entender por qué los hombres actúan del modo en que lo hacen. Cómo operan las escalas de valores subjetivas de cada individuo, los incentivos y la elección de medios y fines.

ft_Paris_attack

Todavía no hay ninguna explicación posible para justificar los ataques terroristas del Estado Islámico ocurridos en París. (Twitter)

Las personas que actuaron ayer en París no buscaban matar a las personas que murieron, ni influir en su voluntad de modo alguno. Buscaban atacar las instituciones, al Gobierno de un país, y torcer su voluntad, obligando a un Gobierno elegido de forma democrática a actuar de una manera diferente. Pretenden poner de rodillas a una nación entera y obligarla a cumplir con la voluntad de los atacantes islamistas. Su accionar es extorsivo. Su advertencia es clara: si no cambian sus políticas, seguiremos atacando.

¿Quiénes son los atacantes? El Estado Islámico, una organización que pretende ocupar el territorio de la mayor cantidad de países que pueda. En Asia Menor, África y aún en Europa. Para imponer allí la sharía, la ley islámica, un cuerpo de normas que se inmiscuye en los aspectos más íntimos y personalísimos de los seres humanos, condicionando su forma de vida, su educación, la forma de educar, tratar y valorar a la mujer, las ramas del comercio que se han de permitir, las religiones que se han de practicar (sólo una) y un sinnúmero de costumbres mundanas mucho menos relevantes, pero que afectan de igual modo la individualidad y la autonomía de la voluntad.

En definitiva, una banda armada, sin piedad, ni respeto por las normas de conducta y las leyes libremente aceptadas y elegidas por el país, asesina, amenaza y extorsiona, para imponer su voluntad a una nación soberana. Financiados y entrenados desde el exterior. Con el claro objetivo de afectar los mecanismos de decisión democrática y los derechos individuales de los ciudadanos, que son inherentes a la persona humana, por su condición de tal, y cuyo reconocimiento caracteriza a nuestra cultura y valores.

La táctica apunta a dividir, socavar los cimientos de legitimidad del Gobierno de los países a los que atacan. De esta manera, pretenden generar reacciones frente a políticas que, hasta los ataques, eran masivamente aceptadas, en un contexto social donde impera el Estado de derecho, la república democrática y los valores de occidente cristiano.

La tolerancia al extranjero, la aceptación de las diferencias, la discusión y respeto por el disenso, la libertad de culto, de comercio, de educación, de prensa y de educar a los hijos como sus padres lo consideren mejor son algunos ejemplos.

Nada de esto es aceptado por los atacantes. En los territorios donde se han impuesto por la fuerza de las armas, el saqueo de las riquezas de los invadidos es la fuente de financiamiento, las mujeres de los sometidos son una mercadería para sobornar a sus mercenarios apátridas, los lugares de culto y las costumbres religiosas son borradas y su reivindicación es causa de martirio.
Europa está consternada, sorprendida y perpleja. No lo esperaban ni lo conocían.

Nuestro deber moral es apoyarlos, ayudarlos y hacerles entender. Cuando América Latina y África sufrieron la misma amenaza, en las décadas de 1960 y 1970, la Europa culta y progresista no nos comprendió. Guerrilleros asesinos eran entrenados y equipados en países totalitarios, con fondos conseguidos mediante la confiscación y el saqueo de países oprimidos, en donde no existía ni la democracia, ni la república, ni los derechos individuales. Y mientras la prédica marxista buscaba extorsionar y esclavizar a nuestros países Europa se mostraba indiferente, sino cómplice.

No cometamos el mismo error. Ayudémoslos a entender y a superar la amenaza.

Sólo los americanos podemos mostrarles el camino. Sólo nuestras repúblicas democráticas, nuestras constituciones liberales, nuestro respeto por las costumbres, religiones y formas de vida diferentes pueden ayudar en este trance espantoso.

Los nacionalismos, la xenofobia, la intolerancia, la condena previa al inocente, el cierre de las fronteras y el comercio son las herramientas del islamismo. Todas costumbres y disvalores muy difundidos en la vieja Europa. Un continente que empezó a mirar con cierto interés a los valores de la América que se emancipó mucho antes que ellos de ese yugo, y con éxito, sólo cuando las dos mayores guerras que jamás vio el mundo los dejaron exhaustos y aterrados.

No cometamos el mismo pecado. Mostrémosle el camino. Ayudémoslos a entender lo que sus tradiciones, historia y costumbres les han negado.

Lo único que hace a alguien ciudadano de una de nuestras democracias, es la adscripción sin ambages ni reservas a los valores de nuestras constituciones. La aceptación incuestionable de los valores de la libertad. La sumisión absoluta al imperio de la ley, es decir el estado de derecho, y el respeto por las instituciones democráticas. Para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los que quieran poblar nuestro suelo.

 

Cómo puede recuperar Argentina el rumbo económico perdido

Publicado el 13/11/15 en: http://esblog.panampost.com/guillermo-covernton/2015/11/13/como-puede-recuperar-argentina-el-rumbo-economico-perdido/#.VkYmhkRq6Xc.twitter

 

El Gobierno no puede echar mano del dinero de terceros, y debe recuperar los superávit fiscales para lograr un incremento de las reservas.

El Banco Central se ha convertido en una caja chica de intereses políticos. (Radio Premium)

El Banco Central se ha convertido en una caja chica de intereses políticos. (Radio Premium)

Las reservas del Banco Central argentino se están agotando. Ese uno de los comentarios más escuchados a partir de los diversos análisis y comentarios sobre la composición de la cartera del Banco Central. Esto genera preocupaciones sobre qué herencia va a recibir el próximo Gobierno, que asumirá el 10 de diciembre.

La preocupación es muy genuina, si recordamos que la conducción saliente (en una república), solo ha debido ser el administrador de esas reservas y no podía ni disponer de ellas a su antojo, ni dilapidarlas, cosa que evidentemente ha ocurrido.

El nivel de reservas, como sostiene el consultor económico y financiero Miguel Ángel Boggiano, refleja un estado de virtual quiebra de la entidad, ya que se han utilizado, incluso, fondos de terceros. Y el remanente carece de liquidez.

A efectos de poder atribuir responsabilidades quiénes han llevado a la entidad a tal estado de quiebra resulta de gran interés determinar estos montos a la brevedad y con precisión.

Pero una vez clarificado este asunto, que es solamente materia de pericia contable, solo un tema de auditoría, lo que importa y abruma a la mayoría de los ciudadanos es cómo se gobierna frente a esa situación, y qué angustias y privaciones le corresponderán a la ciudadanía ante esta debacle.

Es necesaria una cuota de sentido común.

Un banco central puede enfrentar tres situaciones: perder reservas, mantenerlas, o aumentarlas. La primera hipótesis es la que ha experimentado Argentina durante el último año bajo la presidencia de Cristina Kirchner. Pero dejemos de lado, por un rato, a la primera, porque, como cualquier honesto padre de familia puede darse cuenta, es insostenible en el largo plazo.

El máximo poema argentino, Martín Fierro de José Hernández, describe lo absurdo de plantearse el objetivo de perder reservas en forma crónica, porque “no hay plazo que no se cumpla ni tiento que no se corte”.

Tal política solo puede encontrarse en una administración que abandona el poder vapuleada por el esperable resultado de su propia falta de idoneidad y de honestidad. Entonces solo nos queda por asumir que un futuro Gobierno —con cuatro, y hasta ocho años por delante— decidirá tomar al toro por las astas.

El próximo presidente no podrá disponer de las reservas para pagar deuda o intereses, hasta que no logre recomponerlas con fondos de propiedad del Estado, algo que solo se puede lograr con superávit fiscal.

Entonces, ¿cómo se gobierna con un banco central que mantiene sus reservas o las incrementa? La respuesta es sencilla: el Gobierno no necesita utilizar las reservas del Banco Central para su normal funcionamiento. Las reservas de divisas del Banco Central no son la tesorería del Poder Ejecutivo.

El Gobierno paga gastos corrientes con los pesos que recibe por el cobro de impuestos domésticos. Las reservas de divisas del Banco Central solo se necesitarían disponer para amortizar deuda externa, o para el pago de los intereses de deuda.

A un banco central que mantiene sus reservas o las incrementa, le dará lo mismo tener $5, $100, $10.000 o $50.000 millones. Porque no los utilizará.

El próximo Gobierno no podrá pagar deuda externa ni servicios de esta deuda hasta que no genere un superávit fiscal genuino que le permita adquirirle a los exportadores parte de las divisas que estos generan con su comercio.

Esta demanda ampliada, a su vez, elevará el precio de la divisa e impulsará mejores precios para nuestras exportaciones, mayor rentabilidad, más demanda de factores de producción no importables, suba de salarios reales y crecimiento genuino, por mayor inversión de utilidades en negocios ahora rentables.

Cualquier otro planteamiento de contabilidad creativa o de manipulación del tipo de cambio es incompatible con la protección al libre comercio, a la propiedad privada y al Estado de derecho, que exige que no haya tributo sin ley. Está implícito en las garantías constitucionales.

Lo que abruma a la opinión pública es que una década o más de ausencia de estado de Derecho ha generado una importante confusión en la ciudadanía.

En las reservas del Banco Central actualmente se contabilizan activos propios del Gobierno nacional, y activos de propiedad de terceros. Como ejemplo pueden mencionarse los encajes de los depósitos en dólares de los bancos comerciales, préstamos internacionales, como lo que llaman “swap chino”, o activos propios del Estado nacional, como pueden ser las divisas compradas con superávit fiscal.

Creer que las reservas del Banco Central deberían usarse para pagar importaciones de empresas comerciales, o para pagar dividendos al exterior de empresas extranjeras, es muy propio de la confusión generada por vivir en una tiranía.

El Gobierno no puede echar mano del dinero de terceros, depositado compulsivamente en el Banco Central. Asimismo, debe cesar en esta conducta ilegal de obligar a los particulares a liquidar sus exportaciones en el plazo y al precio que al Gobierno se le ocurra, ingresándola al Banco Central y pretendiendo luego disponerlas como propias.

Las empresas comerciales, en un estado de Derecho, respetuoso de nuestra constitución vigente, pagan sus importaciones con divisas que adquieren a los exportadores de bienes y servicios o que reciben por sus propias exportaciones. Las empresas extranjeras giran utilidades que obtienen de sus mismas exportaciones o que le adquieren a las empresas que exportan.

Incluso en el supuesto de que a un país no le interese mantener la solidez de su moneda, la no aceptación de su moneda, por parte de los demás países lo vuelve a la realidad y lo obliga a respetar esta máxima.

En un país que respete la independencia de poderes, la legalidad y el estado de derecho, no caben ninguno de estos actos.

Tampoco cabe que se subsidie a empresas ineficientes, que necesitan componentes importados para armar mercaderías caras y de baja calidad, asignándoles parte de esas divisas, de propiedad de los exportadores, a precios subsidiados.

El Gobierno deberá dejar de conculcar los derechos individuales de los ciudadanos, deberá cesar en expropiar a algunos y subsidiar a otros ilegalmente y tendrá que permitir la libre negociación de divisas por parte de sus legítimos dueños, de modo tal que cualquiera que quiera importar bienes o servicios le compre a aquellos que exportan.

Esta enorme masa de exportaciones, sin impuestos confiscatorios ni discriminatorios, aportará muchas más divisas que las que el mercado podría comprar a precios rentables. Lo cual generará la solución al problema de estrangulamiento externo que padecemos.

Por todo esto, queda muy claro que es lo que deberá hacer el próximo Gobierno, del signo que sea, si pretende no reincidir en la tiranía, tal y como la ha ejercido el ejecutivo saliente.

La situación de las reservas del Banco Central de la República Argentina, el estado de derecho y el tipo de cambio.

En los últimos días se han filtrado una serie de comentarios, de diversas fuentes, que reflejan una muy genuina preocupación por el monto líquido de las reservas de divisas  en el BCRA. Preocupa, con razón,  poder determinar que va a recibir el próximo gobierno argentino, que asuma el poder ejecutivo el 10 de diciembre del corriente año.

http://www.lanacion.com.ar/1843960-las-reservas-del-banco-central-cayeron-hoy-268-millones-de-dolares?utm_campaign=Echobox&utm_medium=Echobox&utm_source=Twitter#link_time=1447111626

Al respecto, creo que es oportuno hacer algunas reflexiones,  que nos permitan analizar el problema con claridad.  Como he dicho, la preocupación es muy genuina, si recordamos que la conducción  saliente, en una república, solo ha sido el administrador de esas reservas y no podía ni disponerlas a su antojo, ni dilapidarlas, cosa que evidentemente ha ocurrido.

El nivel de reservas, según opiniones muy autorizadas, refleja un estado de virtual quiebra de la entidad, ya que se han utilizado, incluso, fondos de terceros. Y el remanente carece de liquidez.

En una columna reciente, Miguel Angel Boggiano explica el asunto con claridad meridiana.

http://www.cronista.com/columnistas/Las-reservas-del-Central-estan-en-cero-20151109-0037.html

A efectos de poder atribuir responsabilidades a quienes han llevado a la entidad a tal estado de quiebra resulta de gran interés, determinar estos montos a la brevedad y con precisión.

Pero una vez clarificado este asunto, que es solamente materia de una pericia contable, solo un tema de auditoría; lo que importa y abruma a la mayoría de los ciudadanos es como se gobierna frente a esa situación, y que angustias y privaciones le corresponderán a la ciudadanía, ante esta debacle.

Y es en este sentido que quiero permitirme una cuota de necesario sentido común.

Un banco central puede enfrentar, sencillamente tres situaciones, a saber: perder reservas, mantenerlas, o aumentarlas. Dejemos de lado, por un rato, la primera hipótesis, que es claramente la que se ha venido experimentando en el último año, con la actual administración. Sencillamente porque, como cualquier honesto padre de familia puede darse cuenta, es simplemente insostenible en el largo plazo.

Como dijimos: Plantearse el objetivo de perder reservas en forma crónica es un absurdo, porque como dijera el autor de nuestro poema máximo, “no hay plazo que no se cumpla ni tiento que no se corte”.  Tal política solo puede encontrarse en una administración que abandona el poder vapuleada por el esperable resultado de su propia falta de idoneidad y de honestidad. Entonces deberemos asumir que la futura administración, con un horizonte de 4 años a la vista y posibilidad de otros 4 a posteriori,  tomará al toro por las astas.

Luego, deberemos centrarnos en las otras dos. El próximo presidente no podrá disponer  de las reservas para pagar deuda o intereses, hasta que no logre recomponerlas con fondos de  propiedad del estado. Cosa que solo se logra con superávit fiscal.

Respondamos, entonces,  ahora a la pregunta: ¿Cómo se gobierna con un banco central que mantiene sus reservas o las incrementa? Cuando pensamos en esto tomamos cabal conciencia que el gobierno no necesita utilizar las reservas para su normal funcionamiento. Las reservas de divisas del banco central no son la tesorería del poder ejecutivo.

El gobierno paga gastos corrientes con los pesos que recibe por el cobro de impuestos domésticos. Las reservas de divisas del Banco Central solo se necesitarían disponer para amortizar deuda externa, o para el pago de los intereses de deuda.

A un banco central que mantiene sus reservas o las incrementa, le dará lo mismo tener cinco, cién, diez mil o cincuenta mil millones. Porque no las utilizará.

El próximo gobierno no podrá pagar deuda externa ni servicios de esta deuda, hasta que no genere superávit fiscal genuino que le permita adquirirle a los exportadores, parte de las divisas que estos generan con su comercio. Esta demanda ampliada, a su vez, elevará el precio de la divisa e impulsará mejores precios para nuestras exportaciones, mayor rentabilidad, más demanda de factores de producción no importables, suba de salarios reales y crecimiento genuino, por mayor inversión de utilidades en negocios ahora rentables.

Cualquier otro planteo de contabilidad creativa o de manipulación del tipo de cambio es incompatible con la protección al libre comercio, a la propiedad privada y al estado de derecho, que exige que no haya tributo sin ley. Está implícito en las garantías constitucionales.

Por otra parte, la imposibilidad de pagar deuda o intereses no puede ser mucho más preocupante que la actual, ya que, en los hechos, nuestro país ha caído en cesación de pagos forzosa y sin pactar ni plazos ni posibilidades de refinanciamiento, hace ya mucho tiempo. Para cualquier acreedor, una situación de racionalidad económica y de respeto por la propiedad y los derechos individuales implica una mejora monumental del valor de su acreencia, hoy devaluada por la situación de impago. Nadie exige cobrar lo que sabe que no existe. Y el gobierno entrante podrá sentarse  replantear plazos por el capital e intereses de la deuda.

Lo que abruma a la opinión pública es que una década o más de ausencia de estado de derecho han generado una importante confusión en la ciudadanía.

En las reservas del Banco Central actualmente se contabilizan activos propios del gobierno nacional, y activos de propiedad de terceros. Como ejemplo pueden mencionarse los encajes de los depósitos en dólares de los bancos comerciales, préstamos internacionales, como lo que llaman “Swap chino”, o activos propios del estado nacional, como pueden ser las divisas compradas con superávit fiscal.

Creer que las reservas del Banco Central deberían usarse para pagar importaciones de empresas comerciales, o para pagar dividendos al exterior de empresas extranjeras es muy propio de la confusión generada por vivir en una tiranía.

El gobierno no puede echar mano del dinero de terceros, depositado compulsivamente en el Banco Central. Asimismo, debe cesar en esta conducta ilegal de obligar a los particulares a liquidar sus exportaciones en el plazo y al precio que al gobierno se le ocurra, ingresándola al BCRA y pretendiendo luego disponerlas como propias. Esta disposición es una aberración jurídica inventada por el gobierno nazi de Hitler y luego copiada por regímenes de facto de similar signo. Y es incompatible con el estado de derecho.

Las empresas comerciales, en un estado de derecho, respetuoso de  nuestra constitución vigente, pagan sus importaciones con divisas que adquieren a los exportadores de bienes y servicios o que reciben por sus propias exportaciones. Las empresas extranjeras giran utilidades que obtienen de sus mismas exportaciones o que le adquieren a las empresas que exportan. Este mecanismo, que es claramente conocido por cualquier  persona honesta que haya aprobado un curso elemental de economía, y que fuera descubierto hacen ya más de 250 años, es válido para un sistema de patrón oro, o de tipo de cambio fijo, pero también es absolutamente válido para un país que no pueda emitir divisas y que pretenda mantener el poder adquisitivo de su moneda local.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mecanismo_de_flujo_especie-dinero

Incluso en el supuesto de que a un país no le interese mantener la solidez de su moneda, la no aceptación de su moneda, por parte de los demás países lo vuelve a la realidad y lo obliga a respetar esta máxima.

Es decir que, en un país que respete la independencia de poderes, la legalidad y el estado de derecho, no cabe que se le confisque a los exportadores una parte de su riqueza obligándolos a vender las divisas que obtienen por su comercio, a precio vil y en plazo perentorio a un Banco Central que luego les negará la posibilidad de recomprar divisas para pagar importaciones o girar utilidades a sus accionistas extranjeros.

Tampoco cabe que se subsidie a empresas ineficientes, que necesitan componentes importados para armar mercaderías caras y de baja calidad, asignándoles parte de esas divisas, de propiedad de los exportadores, a precios subsidiados.

El gobierno deberá dejar de conculcar los derechos individuales de los ciudadanos, deberá cesar en expropiar a algunos y subsidiar a otros ilegalmente y tendrá que permitir la libre negociación de divisas por parte de sus legítimos dueños, de modo tal que cualquiera que quiera importar bienes o servicios le compre a aquellos que exportan.

Queda claro que el precio de la divisa no podrá trepar demasiado y más bien caerá, cuando se  garanticen estos derechos, ya que actualmente hay una porción muy importante de las exportaciones que se liquidan a valores disparatadamente bajos, que no llegan ni al 50 % del precio al cual el estado le vende dólares a los asalariados que quieren protegerse de la inflación y ahorrar. O a los turistas que quieren ejercer su derecho constitucional de entrar o salir del país a su arbitrio.

Esta enorme masa de exportaciones, sin impuestos confiscatorios ni discriminatorios, aportará muchas más divisas que las que el mercado podría comprar a precios rentables. Lo cual generará la solución al problema de estrangulamiento externo que padecemos.

Obsérvese que no estoy discutiendo decisiones políticas. Un gobierno que pretendiera llevar adelante otro tipo de programa, en democracia republicana y respetando la constitución, debería ir al congreso y discutir derechos de exportación y subsidios a importadores, y pagar el costo político que esto implica. La experiencia del gobierno que está abandonando el poder en estos días, con su absurda “Resolución 125” parece haber dejado una lección que pocos políticos intentarían replicar.

Y la necesidad de renovar los mandatos de parte de los legisladores en el congreso, cada dos años, hace imposible pensar en estos mecanismos antijurídicos, si se pretende acceder al poder y mantenerse en el ejercicio de este, sin violentar el orden jurídico mediante el fraude, las candidaturas testimoniales, el avasallamiento de la prensa libre, y la reducción del congreso de la nación al papel de una mera escribanía de gobierno.

Por todo esto, queda muy claro que es lo que deberá hacer el próximo gobierno, del signo que sea, si pretende no reincidir en la tiranía, tal y como la ha ejercido el ejecutivo saliente.

Angus Stewart Deaton: Premio Nobel de Economía 2015

Publicado el 14/10/15:

 

El premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas, en memoria de Alfred Nobel, instituído en 1968 y entregado anualmente, le ha sido conferido este año a Angus S. Deaton.

 

 

Economista escocés, nacido en Edimburgo en 1945, que trabaja e investiga en EE,UU desde 1983, en la Universidad de Princeton, donde ocupa la cátedra Dwight D. Eisenhower de economía y asuntos internacionales de la Escuela Woodrow Wilson de políticas públicas y relaciones internacionales, en el departamento de economía de dicha universidad.

Deaton se formó en la Universidad de Cambridge, en la que obtuvo su título de grado, su maestría y su doctorado, este último con una tesis sobre: “Modelos de demanda de los consumidores y su aplicación en el Reino Unido”, (uk.bl.ethos.453353 ).

Ha dictado cátedras en Inglaterra,  tanto en la Universidad de Cambridge, como en la de Bristol.

Un detalle actualizado de su perfil profesional, títulos, posiciones académicas, premios recibidos y publicaciones puede encontrase aquí:

http://scholar.princeton.edu/sites/default/files/deaton/files/deaton_cv_nov14_updated.pdf

Su tema de estudio ha sido específicamente el intento de comprender las razones que dan persistencia a la pobreza, las causas del desarrollo, de las desigualdades y de las dificultades para eliminarlas,  la forma de medir todas estas variables y su relación con la calidad de vida de las personas.

El estudio de las conductas de consumo y su aporte a la comprensión de los problemas de pobreza y del bienestar, quizás sean el más acertado resúmen del proyecto de investigación que ha desarrollado a lo largo de toda su vida. Lo que él define como el estudio de la “salud, el bienestar y el desarrollo económico”.

Asimismo se ha manifestado muy claramente en temas de enorme actualidad como pueden ser la discriminación de género en las posibilidades de desarrollo individual, en los países menos evolucionados.

Un detalle de sus más recientes publicaciones académicas puede encontrarse aquí:

http://scholar.princeton.edu/deaton/publications?page=3

Muy reconocido por el rigor de sus trabajos econométricos, fue distinguido en 1978 con la medalla Frisch de la Sociedad Econométria Internacional, en su primera edición.

En sus investigaciones persigue como fin lograr una determinación algo más objetiva y cuantificable de algo que es estrictamente subjetivo, es decir: que se entiende por riqueza y bienestar.

Para ello, Deaton ha desarrollado una metodología aplicable a muchos casos diferentes.

Se percibirá claramente la dificultad del tema, al considerar que estas son cuestiones que cada individuo busca lograr o incrementar, de acuerdo a sus preferencias individuales, mediante la obtención de bienes, servicios, educación formal, salud, conocimientos teóricos o prácticos, reconocimiento personal o tantas otros medios infinitamente diversos.

Es claro que estas cuestiones están determinadas, para cada persona, según valoraciones estrictamente personales, definitivamente subjetivas.

La expectativa de vida, los niveles formales de educación alcanzados, el consumo de calorías, son para Deaton indicios mucho más ciertos de mayores niveles de bienestar y desarrollo que las cifras de ingresos monetarios, aún corregidos a paridad de poder adquisitivo, por índices monetarios que serán, necesariamente, siempre caprichosos.

El autor galardonado ha intentado ver mucho más allá, ubicando las causas del desarrollo económico, la prosperidad, y la mejora de los sectores menos favorecidos en sus fundamentos institucionales, políticos, y en su contexto histórico.

Probablemente su mayor mérito sea haber avanzado muchísimo, en la revalorización del enfoque metodológico que pone el eje en las valoraciones del individuo, más que en la agregación de datos que siempre hacen perder el detalle, y que no permiten ver que ha sido lo que moviliza a las concretas personas, que actúan en el universo de decisiones económicas.

Su análisis del comportamiento dinámico del consumo de los individuos, bajo restricciones de liquidez y diferencias culturales, así como el comportamiento individual, a lo largo del tiempo, aportando soluciones a los problemas de los agregados,  es reconocido por el comité que lo premia.

Se destaca la importancia de haber estudiado las diferentes preferencias de los individuos demandantes, así como la consideración de que las conductas de los demandantes surgen a partir de la maximización del bienestar de individuos racionales.

Entre los fundamentos para su distinción, se mencionan asimismo, que ha dirigido aspectos de gran importancia práctica, que han guiado el diseño de políticas públicas adecuadas en países en desarrollo y desarrollados.

Se destaca también su aporte a la metodología de cómo medir el consumo y la pobreza en los países menos desarrollados, y comprender las causas del bienestar creciente de la humanidad.

Es muy destacado que haya sido distinguido en forma individual, algo que el comité del premio no realiza con tanta habitualidad.

Algunas de sus ideas pueden leerse en este trabajo suyo:

http://www.princeton.edu/rpds/papers/pdfs/deaton_povertymeasured.pdf

 

Deaton ha realizado extensos trabajos de campo, tendientes a la medición de la pobreza y las diferencias en el bienestar de sociedades con una marcada diversidad cultural, como las de Sudamérica, la India  y Sudáfrica, algunos con la colaboración de su esposa, Anne Case, quién es, asimismo una reconocida académica.

 

 

Angus S. Deaton y Anne Case, en Princeton

 

Juntos han llevado a cabo investigaciones referidas al estado de salud de las  personas, en relación a sus niveles socio-económicos, educación ocupaciones, niveles de ingreso y sexo.

http://www.nber.org/papers/w9821.pdf

También han estudiado, como aproximación a los niveles de bienestar de distintas poblaciones, la correlación con tasas de suicidio y edad.

http://www.nber.org/papers/w21279

Y los efectos de grandes pagos de pensiones a personas retiradas en Sudáfrica, no vinculadas con aportes previos como trabajadores activos, y sus efectos en la redistribución, el ahorro y los ingresos de otros sectores.

http://www.law-economics.cn/book/440.pdf

 

Una muy buena aproximación al pensamiento del economista premiado y a las conclusiones de sus investigaciones, puede encontrarse, en términos más sencillos, en una de sus más recientes obras, cuya reseña puede encontrarse aquí:

https://www.timeshighereducation.com/books/the-great-escape-health-wealth-and-the-origins-of-inequality-by-angus-deaton/2008469.article

En la misma hace una analogía, basada en una muy conocida película, sobre escapar desde una sociedad sin libertad ni posibilidades de progreso, donde la muerte temprana y la indigencia son la regla, hacia una sociedad desarrollada,

En un muy motivante capítulo inicial, el autor hace una breve reseña de su familia y de cómo su padre, nacido en una pequeña localidad de mineros, al sur de Yorkshire, y mediante un arduo y sacrificado esfuerzo, logró llegar a la universidad y darle a su familia posibilidades impensables para cualquier minero que hubiera vivido en sus circunstancias. Ese “Gran Escape” de la pobreza y la falta de medios ha sido su móvil para estudiar estas cuestiones tan importantes para el desarrollo de las personas menos favorecidas.

Aquí puede verse una presentación de ese trabajo,  realizada por él mismo:

https://www.youtube.com/watch?v=jSuP0BGQ580

Más reseñas sobre esta obra pueden encontrarse aquí:

http://scholar.princeton.edu/deaton/great-escape-reviews

Una de sus posiciones más controversiales es la que se refiere a la ayuda internacional hacia los países menos desarrollados, los efectos reales, no deseados de las remesas monetarias y de los programas de ayuda a esos países: Deaton ha afirmado que la ayuda externa está provocando más daño que beneficios y está impidiéndole a esos países entrar en la senda de crecimiento que necesitan. Que hay una correlación negativa entre el crecimiento y los montos que los países reciben, en proporción de su PBI: Aquellos que más reciben, crecen menos. Y denuncia que los mecanismos de distribución de esas ayudas suelen estar más en función de lo políticos que producen las crisis humanitarias y los genocidios, que en interés de quienes deben ser sus receptores. También describe como, los mecanismos de clientelismo político, ayudan a que los políticos consigan más ayuda externa que los siga apuntalando en sus posiciones de poder y actúa como un incentivo a la generación de más pobreza y más clientelismo.

http://oxfamblogs.org/fp2p/angus-deaton-makes-the-case-against-aid-and-you-get-to-vote/

Describe muy acertadamente que, en los países menos desarrollados, los gobiernos no se interesan por la suerte de los gobernados y que la relación entre los intereses de estos y de quienes fijan las reglas es muy débil.

La debilidad institucional abre la puerta a regímenes que se caracterizan por ser extractivos, es decir solo buscan depredar los recursos naturales y apoderarse de parte de esas rentas.

Asimismo insiste en que los países desarrollados y las sociedades más afortunadas tienen una obligación moral de impulsar a estas otras sociedades fallidas o menos exitosas, transfiriéndoles conocimientos y estructuras institucionales, algo en lo que el colonialismo ha demostrado que falló notoriamente.

http://blogs.lse.ac.uk/politicsandpolicy/five-minutes-with-angus-deaton-part-2/

Afirma que garantizar los derechos individuales y la democracia constituyen una condición necesaria, pero no suficiente para lograr el desarrollo y la prosperidad generalizada.

http://scholar.princeton.edu/sites/default/files/deaton/files/deaton_on_tyrannical_experts_and_exper_tyrants_rae_2015.pdf

El Dr Deaton ha sido distinguido con doctorados  “Honoris Causa” por las universidades de Chipre, Edimburgo, Saint Andrews, el University College de Londres y Tor Vergata de Roma.

Ha sido editor del “Review of Economic Studies”, del “Econometric Society Monographs”, de “Econometrica”, del “Pakistan Development Review”, y del “World Bank Research Observer”.

 

Descalificaciones invaden el debate en universidad argentina

Publicado el 8/5/15 en http://esblog.panampost.com/guillermo-covernton/2015/05/08/descalificaciones-invaden-el-debate-en-universidad-argentina/

 

Lejos de exponer sus méritos y conocimientos, un profesor universitario recurre a descalificaciones prejuiciosas e ideológicas para criticar a un colega.

 

Diversos observadores, expertos en educación y graduados universitarios se plantean con alarma: ¿es la universidad pública argentina una usina de mediocres ideologizados? La pregunta adquiere vigencia frente a un hecho cuestionado y lamentable: nos referimos al disenso suscitado por el resultado del concurso de una cátedra de economía en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue (UNC) de Argentina.

"Llama profundamente la atención de que sea el aspirante al cargo quien determina cuales son las ideas políticas, económicas y morales aceptables, en vez de ceñirse al estatuto universitario, que es el que fija este marco institucional".  (UPC)

Entre los cuatro candidatos que se postularon para ese puesto, fue designado un Ingeniero en Petróleo, graduado en la misma universidad.  Sin embargo, no había sido el ingeniero quien quedó en la mejor posición para acceder al cargo, sino el Dr. Pablo Guido, cuyo frondoso curriculum incluye un doctorado internacional en la materia, una maestría en Economía y Administración y dos títulos de grado, como licenciado en Economía y en Ciencias Políticas. Con 15 años de docencia universitaria en niveles de grado y posgrado en diversas universidades, y con diversas publicaciones científicas e investigaciones sobre la materia, puede probar las credenciales suficientes para asumir el cargo.

¿Es razonable que ocurra esto? ¿Cuáles pueden ser las razones que alimentan semejante controversia? En primer lugar, nos llama poderosamente la atención que el beneficiado por la controvertida decisión tiene menos méritos que cualquiera de los otros tres aspirantes que concursaron. Lejos de exponer sus méritos, conocimientos y demostrar que es versado en los temas que deberá abordar en la cátedra, solo se limita a descalificar al más idóneo, con argumentaciones que resultan, como mínimo, prejuiciosas e ideológicas.

En un artículo periodístico reciente, el aspirante a profesor destaca sus cuestionamientos a las universidades en las que su rival se formó, y en las que ha dictado cátedra, como si las mismas no estuvieran acreditadas internacionalmente muy por encima de la universidad en la que pretende dictar clases. Pretende sembrar dudas sobre el valor y la integridad académica de filósofos, intelectuales e investigadores laureados con los máximos premios internacionales, solo porque no sostienen sus mismas premisas. Una muestra de los prejuicios ideológicos y de neto corte clasista, muy propios del marxismo cultural que sostiene.

Sencillamente ha pretendido justificar la cuestionable decisión del jurado del concurso, refrendada luego por el consejo directivo de la universidad, pese a la disidencia de los consejeros alumnos —representantes de los verdaderos damnificados—, mediante la descalificación prejuiciosa y arbitraria del más calificado de los aspirantes.

El ingeniero le imputa a su competidor, y a todos quienes se hayan formado o hayan dictado cátedra en alguna de estas muy respetables y bien calificadas universidades, una serie de desvalores y calumnias que no tienen nada que ver con el quehacer académico. Este estilo descalificador y de barricada, que sería inadmisible incluso entre el inexperto alumnado en una universidad de las que realmente trascienden en el país, revela la inexistencia de méritos suficientes.

Asimismo recurre a afirmaciones antojadizas, sin documentarlas con citas de ningún tipo, un comportamiento casi instintivo para quien se dedica a la investigación académica. Pretende adjudicarle a un pequeño grupo de universidades privadas —a las que llama “usinas de ideas conservadoras”— la responsabilidad de los cuestionamientos que pesan sobre la universidad pública, sin percibir su propia responsabilidad y la importancia de sus actitudes, en desmedro de la universidad que busca integrar.

Incurre en una actitud irritante y ambigua cuando abusa de las instituciones formadas al amparo de la Constitución, la tradición de libertad, el derecho a estar en desacuerdo y la apertura intelectual que han caracterizado a las universidades argentinas en sus orígenes para pretender manejar una institución de la cual no es dueño, como si su sola opinión fuera la única determinante.

Su opositor, en cambio, demostrando la entereza moral de las personas educadas, se manifiesta perplejo por la arbitrariedad con la que pretende manejarse la designación de profesores en un ente que debería ser la cuna de la democracia y de los principios republicanos de los ciudadanos.

Universidades Estatales vs. Universidades Privadas

En Argentina tenemos dos tipos de universidades: las que son de propiedad de particulares, que tienen por lo tanto la obligación de ceñirse en sus programas y contenidos a lo que la sociedad en su conjunto prefiere y valora, bajo pena de no conseguir alumnos, no poder cobrar por su servicio educativo, perder su patrimonio y cerrar; y las otras, las que al no tener dueños, sino ser patrimonios estatales, corren el riesgo de caer en manos de grupos de sectarios, que pueden tomar de rehenes a los alumnos, dictar los contenidos que les vengan en gana y seguir dilapidando fondos públicos de pésima manera.

Precisamente, para evitar esto es que la legislación les obliga a concursar cátedras y a someterse a consejos directivos cuyas autoridades deben ser elegidas democráticamente. Y les está vedado actuar arbitrariamente —y mucho menos discriminar— a docentes por razones de diferencias en las ideas políticas, económicas, religiosas o morales de los candidatos.

Nada de esto parece ser percibido por el aspirante a docente universitario que genera todos estos cuestionamientos. Por un lado, afirma que el estatuto universitario exige valores morales, aunque al mismo tiempo demuestra no tenerlos al acusar a su competidor de conductas que no puede acreditar y que se fundan solo en los estudios de este y no en sus acciones. Para el ingeniero, estudiar ciertas ideas podría constituir una actividad delictiva, antidemocrática o antirrepublicana.

Llama profundamente la atención de que sea el aspirante al cargo quien determina cuáles son las ideas políticas, económicas y morales aceptables, en vez de ceñirse al estatuto universitario, que es el que fija este marco institucional. Paralelamente, ignora los artículos del estatuto universitario que obligan a la universidad a ser prescindente en materia ideológica, política, y religiosa, y asimismo a garantizar el pluralismo en materia académica. En sus estatutos no se admiten discriminaciones en los aspectos religiosos, raciales, ideológicos, o económicos. Algo que no solo es obvio, sino que, de ser tolerado, sería ilegal.

De la lectura de las manifestaciones del candidato beneficiado solo se deduce su desconocimiento palmario de la manera en que las personas desarrollan los mecanismos de colaboración social que les permiten a los individuos coordinar sus esfuerzos para el logro del bien común. Esto le impide ver que sus planteos sectarios y facciosos solo se pueden llevar adelante en una institución en la cual los alumnos no pueden hacer más que aceptar las directivas que se les imparten desde arriba, sin poder discutir, cuestionar, debatir ni perfeccionar ninguna de las teorías a las que pretende someterlos.

A nadie que haya asistido a una universidad seria y desarrollado una carrera académica se le escapa que las pretensiones del aspirante a docente no prosperarían en ninguna institución académica de renombre del mundo, ya que estas solo pueden acceder a posiciones de prestigio si hacen gala de apertura mental, respeto por el disenso, pluralismo intelectual, fomento de un clima de debate e intercambio de posiciones diferentes, y progreso de la ciencia mediante el estudio de las más diversas teorías.

Entre los idiotas y la deshonestidad intelectual

Un párrafo aparte merecería tratar de detectar el grado de deshonestidad intelectual y de perversión del carácter que implica el hecho de imputarle a alguien conductas antisociales, antidemocráticas, y contrarias al respeto por los derechos individuales, simplemente por el hecho de haber estudiado en determinada universidad, o por el hecho de que se cuestiona con argumentos clasistas a las personas que piensan diferente a los energúmenos de turno.

Es patético que idiotas —en la acepción griega del término— pretendan confundir al resto de los ciudadanos que financiamos con nuestros impuestos su lamentableperformance, tratando de tomarnos por tales.

Y a la vez, todo aquel que pretende ignorar que las universidades privadas crecen y prosperan, producen investigaciones, trascienden en el exterior y se ubican por encima de muchísimas de las estatales, en todos los rankings internacionales que utilizan metodologías objetivas, hace gala de una absoluta falta de honestidad intelectual. A pesar de cobrar por las enseñanzas que imparten, si las universidades privadas se desvían de su misión se quedarían sin financiamiento.

En la otra vereda se encuentran aquellos que viven tirando de la teta del Estado para luego malgastar los recursos en estériles posiciones ideológicas, perimidas y fracasadas en todas las sociedades en las que se intentó implementarlas, siempre por la fuerza de las bayonetas y nunca en un clima de libertad y respeto por los principios republicanos.

En defensa del disenso, del pluralismo y del concepto de Universidad:

Por Guillermo Luis Covernton.  Publicado el 22/8/14 en http://eseade.wordpress.com/2014/08/22/en-defensa-del-disenso-del-pluralismo-y-del-concepto-de-universidad/

 

Dos graves incidentes, acontecidos en sendos ámbitos académicos de nuestro país, nos deben mover a la reflexión y a la adopción de posiciones claras.

Me refiero a los ataques recibidos por el Dr. Domingo Cavallo en la Pontificia Universidad Católica Santa María de los Buenos Aires, antes de ayer, y luego a lasamenazas que impidieron la exposición del Dr. Ricardo Lopez Murphy, programada para el día de ayer, en la Universidad Nacional de La Plata.

Ataque contra la libertad de expresión:

Al margen de la mayor o menor simpatía que nos produzca cada uno de los especialistas involucrados, es claro que el problema aquí es la brutal ruptura del diálogo político, y la imposibilidad de canalizar el disenso por carriles civilizados. Lo cual es la evidente antesala para la intolerancia, el fascismo, la violencia y la muerte. Ya hemos vivido, en los `70s, las consecuencias de estas actitudes irracionales e inadmisibles. Que luego se plasmaron en la expulsión y proscripción de profesores de enorme valor. Existen, lamentablemente, infinidad de ejemplos de estas iniquidades.

No interesa la posición política de cada uno de los fallidos disertantes. No tiene nada que ver su adscripción o no a determinado movimiento político. No me voy a dispersar en tratar de explicar o de analizar las posiciones públicas de cada uno de ellos. Lo que se debe repudiar, sin dudas, sin eufemismos y sin ningún tipo de reservas es que individuos fanatizados, en actitud de verdaderos energúmenos, enajenados, pretendan coartar el derecho de los ciudadanos a conocer posiciones alternativas a aquellas que se pretenden hegemonicas. Nadie intenta hacer callar a alguien que no está siendo escuchado. Resulta absolutamente evidente que las personas que voluntariamente habían decidido asistir a los eventos en cuestión, tienen derecho, sin ningún tipo de condicionantes, a escuchar las ideas, posiciones políticas, críticas, o pensamientos alternativos que crean interesantes. A nadie se le puede reconocer el derecho de censurarlos. De vulnerar su voluntad. De privarlos del debate.

Llama la atención que los comentarios se limiten a describir los hechos como agresiones contra los disertantes. Cuando los verdaderamente agredidos, han sido los asistentes, que deben soportar el accionar de un grupo de facciosos, que sin ningún tipo de autoridad formal, ni mucho menos moral, pretenden erigirse en los censores y determinantes de lo que es aceptable y lo que no. De lo que se puede opinar y lo que no. De lo que se puede afirmar y lo que no.

Destrucción del concepto de Universidad:

La actitud unánime que la hora exige es el repudio total y absoluto a este tipo de acciones. Pero no solo de palabra, sino en los hechos. A este tipo de provocaciones se debe responder compensando y actuando en consecuencia.  El personal de seguridad que intervino en uno de los hechos, según ha trascendido, pudo constatar que algunos de los agresores serían miembros de la administración pública. Este tipo de personajes deben ser inmediatamente cesanteados y expulsados de la esfera del estado.

Es inadmisible tolerar que individuos que, se supone, deben propender a la consecución de los fines del estado, entre los cuales se encuentra, sin dudas, el fomento de la educación universitaria, se permitan instalar en la opinión pública que el sano debate de ideas es inadmisible. Que la discusión de posiciones diferentes no es deseable. Que quién piensa diferente no debe ser aceptado ni puede actuar en ese ámbito.

Urge que los rectores de instituciones públicas nacionales, se expresen sin reparos y sin demagógicos cálculos sobre las consecuencias que estas manifestaciones puedan tener, en el ámbito de sus alumnos y de los movimientos políticos que los agrupan.

Está en juego el concepto de Universidad. No se puede pretender ser autoridad, de una casa de altos estudios, si no se comparten estos principios esenciales. El Dr. Cavallo y el Dr. Lopez Murphy deben ser invitados con urgencia a debatir. A presentar sus posiciones. A criticar, con el peso de sus argumentos y de sus trayectorias académicas indiscutibles, en el ámbito de las universidades nacionales, y con las más absolutas garantías. El estado no puede mirar para otro lado ni hacer un silencio cómplice.

Tengo más de 30 años de experiencia universitaria: Como alumno de grado en universidades públicas, en los años de plomo en los que individuos que fingían ser mis condiscípulos me obligaban a abandonar el edificio de la UNR, bajo la amenaza de haber colocado explosivos. Luego como alumno de posgrado en prestigiosas universidades privadas. Luego como docente en universidades del exterior. Y también de nuestro país.

Mi experiencia, en todos estos años me lleva a afirmar que no hay otra forma de aprender que disentir e intercambiar ideas diferentes. Varias veces por semana enfrento un aula con 60 u 80 estudiantes que, sin dudas, no conocen del tema a tratar, lo que yo conozco. Por eso vienen en forma libre y voluntaria a escucharme. Y pagan por eso. No comparten mis puntos de vista, porque ni siquiera los han escuchado. No pueden coincidir en absoluto con lo que digo. Pero todos ellos, luego de 4 o 5 años de pasar por las aulas, se convierten en profesionales de provecho, precisamente porque hemos logrado ese privilegio que nos otorga la civilización: El debate fructífero de ideas diferentes. El intercambio de argumentos y su análisis desprejuiciado y sincero.

Quienes quieran expresar su disenso y su oposición a las ideas de quien fuera, pueden hacerlo. Pero es inaceptable que precisamente en el ámbito que debe ser un templo del saber y de la verdad, se persiga a quienes pretenden alcanzarla, expresando lo que han aprendido, a su leal saber y entender. La evolución de la civilización depende de esto.

 

Guillermo Luis Covernton es Dr. En Economía, (ESEADE). Magíster en Economía y Administración, (ESEADE). Es profesor de Macroeconomía, Microeconomía, Economía Política y de Finanzas Públicas en la Pontificia Universidad Católica Argentina, Santa María de los Buenos Aires, (UCA). Es director académico de la Fundación Bases.

“¿Quién descubrió el principio de la Utilidad Marginal?” Por Ubiratán Jorge Iorio.

Esta es una traducción del artículo del mismo nombre publicado por el Prof. Dr. Ubiratán Jorge Iorio en: http://www.ubirataniorio.org/index.php/artigo-do-mes/260-mgutility

Lo presentamos aquí, para facilitar su difusión y debate entre los estudiosos de habla hispana.

 

“”Este artículo es un breve extracto del Capítulo IX de mi libro Desde los primeros protoaustríacos austríacos: una breve historia de la Escuela Austriaca, que será lanzado en Brasil en septiembre de este año por el Mises Institute Brasil””.

 

“”Quienes respondieron a esta pregunta diciendo Menger , Jevons y Walras , mal! De hecho, cualquier estudiante de economía , o incluso alguien con interés en la ciencia , aprende muy pronto que el principio (o doctrina o ley) de la utilidad marginal es un descubrimiento de estos tres pensadores , que trabajaron de forma independiente , sin que ninguno de ellos supiera lo que los otros dos fueron haciendo hasta la redacción final, en 1871. Carl Menger , William Stanley Jevons y Walras Léon son así considerados los padres de la doctrina de la utilidad marginal , que resolvió la llamada paradoja del valor , lo que permite desarrollos extraordinarios en la teoría económica, tanto en la escuela austríaca como en la economía dominante .
Esto ha sido enseñado de generación en generación, pero no es cierto, aunque – Les puedo asegurar – de cada diez mil economistas , tal vez nueve mil novecientos noventa y nueve no lo saben , no por su propia culpa, sino porque se les enseñó diferentes y , a su vez , a los que les enseñó también aprendió de la misma manera tradicional.
Pero lo que , después de todo, quiero decir con esto ? ¿Quién fue el “inventor ” real del principio de la utilidad marginal ?

En lo que se refiere a la verdad y el mérito , afirmamos que el verdadero ” descubridor ” del mencionado – e importante – la ley, en la forma definitiva en que se supo , fue Jaime Luciano Balmes y Antonio Urpiá (o, en catalán , Antoni Jaume Balmes Llucià Urpià i ) !
De hecho , sin duda , fue Jaime Balmes (1810-1848) – como se le conoce – el sacerdote y filósofo catalán , quien , en 1844, no sólo fue el primero en desatar el nudo gordiano de la famosa paradoja del valor, que  viene desafiando a pensadores durante siglos , sino también el primero en exponer claramente la ley de la utilidad marginal. Balmes fue contemporáneo del prusiano Hermann Heinrich Gossen , ( ambos nacidos en 1810 ), pero alcanzó esta importante solución que ayudó a abrir el camino para un mayor desarrollo de la Escuela Austriaca y la economía muy corriente en 1844 y por lo tanto antes qu Gossen , en su artículo la verdadera idea del valor o reflexiones sobre el origen, naturaleza y variedad de precios.
Hermann Heinrich Gossen (1810-1858) llegó al mismo resultado – aunque de muy diferente metodología , con un fuerte atractivo para las matemáticas – diez años después, es decir, en 1854, en su Die Entwickelung der des Gesetze menschlichen Verkehrs ( Desarrollo de las leyes intercambios entre personas). Fue , por tanto, Gossen quien hace la segunda presentación a la ley de la utilidad marginal.
Por lo tanto , antes de que Menger , Jevons y Walras llegaran al principio de la utilidad marginal en 1871 , otros dos estudiosos de la economía ya habían cruzado la ” línea de meta “: Balmes fue el primero y el segundo Gossen .
Jaime Balmes nació en Barcelona. Filósofo , teólogo, apologista , sociólogo y político , fue una de las personalidades más interesantes de España en la primera mitad del siglo XIX. Aunque familiarizado con la doctrina de Tomás de Aquino y por lo tanto guardando rasgos de pensamiento de Tomás de Aquino , fue un filósofo original, sin pertenecer a ninguna escuela en particular.
Si bien es totalmente desconocido para los economistas, que tradicionalmente se forman en la tradición anglosajona , es muy popular en el país catalán , donde en casi todas las ciudades hay una calle o plaza que lleva su nombre, pero incluso en Cataluña sus obras y sus contribuciones son más conocidos ahora que durante su tiempo.
El 7 de septiembre de 1844, Balmes – el filósofo tomista más importante de España y Europa de su tiempo – publicó un texto llamado La verdadera idea del valor o reflexiones sobre el origen, naturaleza y variedad de precios, lo que resuelve la paradoja del valor después de siglos de respuestas insatisfactorias o solo parcialmente satisfactorias , presentando claramente el concepto de utilidad marginal , respondiendo brillantemente a la pregunta ; ” ¿Por qué una piedra preciosa [ que es un ” bien de lujo “] tiene un valor más alto que un pedazo de pan [un ” bien esencial “] “?
Su pregunta y la respuesta peculiar y pionera pueden formularse de la siguiente manera :
¿Cómo es que una piedra preciosa vale más que un pedazo de pan , un vestido cómodo y , quizás, hasta que una villa sana y agradable ? Y responde :
… ” No es difícil de explicarlo, y el valor de algo que se da por su utilidad o su capacidad para satisfacer nuestras necesidades , más precisa es su satisfacción , mayor es su valor , uno debe también considerar que si el número de activos aumenta, disminuye la necesidad de  cada uno en particular, ya que, si usted puede elegir entre muchos, ninguno es indispensable. He aquí por qué hay una dependencia necesaria entre el aumento y la disminución en el valor y la escasez y abundancia de algo. Una hogaza de pan tiene poco valor , no porque guarda una necesaria relación con la satisfacción de nuestras necesidades, sino porque cuando hay muchos, se  saciará de pan. Pero disminuyendo su abundancia, su valor crecerá rápidamente para llegar a cualquier nivel, fenómeno que se produce en épocas de escasez , y que se hace más palpable en todos los géneros durante las calamidades de la guerra en un sitio acorralado por un acoso muy prolongado ” ( Balmes, español Ed 1949 : 615-624 ) .
Por lo tanto , Balmes fue capaz de cerrar el círculo de la tradición continental y de dejarlo preparado para que pueda ser completado, perfeccionado y llevado , algunas décadas más tarde, por Carl Menger y sus seguidores de la Escuela Austriaca de Economía .
Además de esta contribución pionera , como muestra Alex Chafuén en su interesante artículo: Autores Católicos Romanos  y la sociedad libre : Jaime Balmes (1810-1848) , en : http://www.chafuen.com/catholiceconomicsxixcentury/jaime-balmes , la escritura sobre Balmes , nos da algunas de las características que nos permiten sin lugar a dudas decir que Balmes era un protoaustríaco – y lo mejor:
( A) El escribió numerosos artículos y ensayos sobre temas relacionados con la libertad , publicados en las colecciones de la Estudios Sociales y publicadas originalmente en los Cuadernos de La Sociedad : siete ensayos críticos sobre el socialismo , que incluyen desde el punto de vista de Tomás Moro a errores sistema de Robert Owen ;
(B ) tiene, como se ha señalado , el primer hallazgo en 1844 – la explicación correcta de la idea del valor y el origen , las variedades naturales de los precios , anticipando en diez años la solución de Gossen y en veintisiete años Menger , Jevons y Walras . Contribuyó de manera decisiva al desarrollo de la tradición austriaca que se desarrolló a partir de Principios de Menger ;
(C ) Aportó cerca de veinticinco páginas de los Capítulos XVIII a la XXVI del Curso Elemental de la Filosofía  a las cuestiones de la propiedad privada , el trabajo , los impuestos , el derecho civil , la usura y otra información relevante para la Escuela Austriaca .
La ciencia, ya sea social o exacta no es algo que nace listo , de la nada.

Y una de las ciencias sociales como la economía es particularmente dinámica . Siempre es el resultado del trabajo de generaciones de investigadores, científicos y pensadores que , desde cualquiera de los que les precedieron , contribuyen con sus propias ideas , dejando las tareas a realizar, la mejora o ampliación , o incluso negados por los investigadores científicos y pensadores de las siguientes generaciones.
Como la ciencia no nace lista , también nunca está lista o terminada. La evolución de una ciencia, sea la que sea , es un fenómeno que caracteriza a los órdenes espontáneos , la expresión de Hayek se utiliza para describir los fenómenos , como el idioma y la moneda , que son el resultado de la acción humana libre, pero que no están previstas por el Estado o por grupos específicos.
Es como una renovación permanente del edificio y de la construcción , donde cada trabajador, de los que comenzaron la obra , añade su contribución a la construcción de piedra. Algunas de estas piedras son angulares y se colocan por lo general por los llamados fundadores de la ciencia ; otros son menos importantes o grandiosas , pero tampoco existirían sin las piedras angulares .
En economía, al investigador que se suele atribuir su paternidad es a Adam Smith , con la publicación en 1776 de La Riqueza de las Naciones , una obra que , sin duda, hizo una importante contribución para erigir el edificio. Pero más importante queesa contribución, fue la del brillante escocés hispano irlandés Richard Cantillon , quien fue el primero en presentar de manera sistemática la economía , 46 años antes de la publicación de “La riqueza de las naciones” , en su brillantísimo “Ensayo sur la naturaleza du commerce en général” , escrito alrededor de 1730 y publicado en Francia en 1755.
En el caso de la Escuela Austriaca , la primera piedra fue colocada por el trabajo “constructor” de Carl Menger , considerado por todos, con justicia , como su fundador . Sin embargo , Menger no puso la piedra en el vacío , se cimentó en otros trabajos muy importante hechos por muchos de sus predecesores en los siglos anteriores .
Haciendo analogía con el fútbol ( ya que estamos en la Copa del Mundo) , podemos decir que cuando la pelota se le  pone a Conca Jean y tras driblar a tres rivales , se rinden a Fred, quien anotó un gol, en el futuro, todos se refieren a el como ” que el objetivo de Fred contra el Flamengo ” , pero si Jean no había entregado la pelota a Conca y esto no se hubiera lanzado a Fred , no sería ” un gran gol de Fred . ” La “bola ” llegó a Jaime Luciano Balmes y Antonio Urpiá otros pensadores , desde post- escolar , que pasaron sucesivamente en siglos y así , desde Cantillon , Turgot , Galiani , Bandini , Delfico , Say y Bastiat ; este a manos de Balmes , quien dribló y lanzó para que Menger hiciera de goleador .
Por lo tanto , el padre verdadero e indiscutible del principio de la utilidad marginal no fue Menger , Jevons y Walras , sino Jaime Balmes . Vivir y aprender , ¿no? …””

 

Ubiratán Jorge Iorio es: Doctor en Economía ( EPGE / Fundação Getulio Vargas, 1984 )
Economista (UFRJ , 1969 )
Presidente Ejecutivo del Centro Interdisciplinario de Ética y Economía personalista  ( CIEEP )
Director Académico y miembro de honor de von Mises Institute Brasil (IMB )
Editor en Jefe MISES : Diario Interdisciplinario de Filosofía, Derecho y Economía
Laureate Award Intenazionale mente Liber @ 2013 en Catanzaro, en Calabria (Italia )
Profesor visitante de la Scuola di Liberalismo y Miembro del Consejo Editorial de la Rivista Liber @ mente, Fondazione Vincenzo Scoppa , Catanzaro , Italia
Miembro del Consejo Científico de la cadena del libro ” Il liberalismo delle Regole ” con Darío Antisseri , Flavio Felice y Francesco Forte , Roma , Italia
Socio de Honor de Associazione Culturale Italia Ludwig von Mises
Del Comitato Scientifico miembros y Senior Fellow del Centro Tocqueville – Acton (Italia )
Vicepresidente de Communio : Revista Internacional de Teología y Cultura
Director de la Escuela de Ciencias Económicas UERJ (2000/2003)
Subdirector de FCE / UERJ (1996/1999)
Profesor Asociado, Departamento de Análisis Económico de la FCE / UERJ
Profesor de Programas Especiales (MBA ) en la Fundación Getulio Vargas
Coordinador de la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras IBMEC (1995/1998)
Investigador IBMEC (1982/1994)
Economista IBRE / FGV (1973/1982)
Oficial del Banco Central de Brasil ( 1967/1973 ) .

 

Navegador de artículos